1 nov. 2015

The Legend of Zelda Cartoon: PARTE II

Repetid conmigo...

¡EXCUUUSE ME, PRINCESS! 

¡Volvemos a la carga con otro artículo de nuestra serie de dibujos menos favorita, The Legend of Zelda! No os imagináis lo que me está costando sacar adelante estos artículos, de verdad. Pero poco a poco iran saliendo. Para el próximo volveremos a hablar de juegos, pero por ahora... ¡Dos capítulos cargados de celos, traiciones, ranas y fruta! ¡Mucha fruta!



 Episodio 3 - The White Knight

Algo salta a la vista desde el primer momento, y es que la calidad del dibujo y la animación ha dado un salto. Pero hacia atrás. Y teniendo en cuenta que los dos primeros capítulos no eran precisamente Akira...  Pero ¡atentos! ¡Acabamos de empezar, y ya tenemos a un misterioso personaje entrando en escena!

Hoy pillo cacho.
Venga, a ver si podéis adivinar de qué va el capítulo con sólo una captura de los primeros 10 segundos de metraje.

      A) La Princesa Zelda ha decidido cambiar de sexo sólo para que Link deje de mirarle las tetas.
      B) Es un cross-over con WarCraft y ese es Arthas, cuando era un paladín.
      C) Todo es un sueño de Antonio Resines.
      D) Un atractivo caballero llega a Hyrule y conquista a la princesa, llenando a Link de celos.

Por supuesto, la correcta es la opción D. La única duda reside en si el caballero es en realidad un secuaz de Ganon que pretende engañar a nuestros héroes, o simple y llanamente un total inútil. Me decanto por la segunda opción, porque los anteriores intentos de Ganon me han dejado claro que la capacidad de idear planes lógicos no se cuenta entre sus virtudes.

Mientras el no tan misterioso personaje contemple altivamente el paisaje, nuestro no tan querido Link espera junto a Zelda a que terminen de herrar su caballo cuando ¡Oh, sorpresa! Secuaces de Ganon aparecen del subsuelo para ser derrotados al instante porque, aunque consiguen desarmar al Héroe de Hyrule, siguen sin hacer nada más que sujetarle de formas incómodas.


Así que Zelda les fríe a flechazos mágicos. A todos menos a uno, que se las apaña para llamar a un gigantesco Octorok. Primera buena idea que han tenido en tres capítulos. El furioso pulpo coge con sus tentáculos a Link y le arroja con fuerza al barro al que pertenece. La cosa pinta mal para nuestros protagonistas... Hasta que al Octorok le da por pelearse con su compañero por una rupia. Muy bien, chicos. 

Ehm... ¿Chicos? ¿Nos vais a asesinar o no?
Link aprovecha esa distracción para eliminar al secuaz y... ¿tirarle al Oktorok un lazo en plan vaquero?

...Empiezo a tener la sensación de que todos los combates de ésta serie son como una surrealista partida de poker en la que uno apuesta alguna idea totalmente absurda y el oponente dice "lo veo y subo a...", y propone algo todavía más estúpido. Hasta que uno de los dos hace algo tan estúpido que ya no puede ser alcanzado por la estupidez del otro y se le concede la victoria. Y es derrotado. Mierda, ahora estoy hecho un lio.

EN FIN; que el plan de Link va como la seda (ver captura adjunta) y en dirección clara a una cancelación prematura de la serie. Es entonces cuando el misterioso caballero blanco hace acto de presencia, solucionando la situación en cinco segundos con un calculado flechazo en la cara del monstruo. El segundo flechazo es más metafórico pero igual de sutil, y va dirigido a la princesa.

"He recorrido el mundo y visto sus maravillas... Pero ninguna puede compararse a vuestra belleza."


SPLOOSH
Por cierto, el nombre del rubio salvador es Príncipe Facade. Facade de fachada, apariencia. Todo un ejemplo de sutileza y recursos narrativos.

MIENTRAS TANTO, EN EL INFRAMUNDO...

Ganon ha ganado unos quilitos.
Ganon se ha enterado de que el Príncipe Facade ha llegado a Hyrule, supongo que porque lo habrá visto en su Instagram. Y eso le alegra, porque... ¡Facade odia ensuciarse! ¡Al fin, la oportunidad de oro que ha estado esperando para DOMINAR TOOODO HYRULE! No acabo de entender cómo la germofobia del príncipe le ayudará a apoderarse del reino, pero oye, yo no soy un poderoso hechicero con ansias de poder.

Mientras tanto, en el castillo de Hyrule, el rey hace su primera aparición en la serie.
MAH BOY

Nah, es broma. No es ESE rey. Todavía no ha llegado ese momento para ¡Asco de Juego!


MAH BOY
Lo dicho, el rey de Hyrule está agradeciéndole al príncipe su ayuda. No tengo claro si su Majestad va borracho o es simplemente imbécil, pero es incapaz de recordar el nombre nadie durante más de dos frases seguidas. Zelda, mientras tanto, le explica entre babeos de lujuria que Facade es un hombre maravilloso y que Link es un cutre por no ser príncipe. De verdad que no entiendo como nadie les ha guillotinado todavía.

Por su parte Link, muerto de celos y consciencia de clase, coge un par de cortinas y una pamela, se peina como la Princesa Leia y se presenta ante ellos haciendo lo que mejor sabe hacer: el ridículo.


El resultado es predecible:


Venga va, ya paro.

Pues eso, que se descojonan a su costa sin piedad ni remordimiento alguno. Bueno, Zelda se arrepiente un poquito cuando Link se marcha humillado y furioso, pero para entonces es demasiado tarde y Link ya está poniendo en marcha su primera decisión sensata en años: Mandarles a todos a la mierda e irse bien lejos de allí. Que lo hace saltando por la ventana, pero oye, lo importante no es la ejecución sino el espíritu.

En esas que Ganon lo ha estado observando todo desde su cristal mágico, y en cuanto Link se marcha a galope decide que todo ha ido justo como había anticipado. NO TAN DEPRISA TIA ELVISA. A ver, tu no has anticipado nada. Has dicho "Uuuh, a ese príncipe no le gusta ensuciarse, esto va a ser total y voy a DOMINAR TOOODO HYRULE". No tiene nada que ver con que Zelda sea una salidorra desagradecida, así que no te cuelgues medallas. Sobretodo porque tu siguiente plan para aprovecharte la situación es EL MISMO DE SIEMPRE.

Eso, manda a los mismos secuaces inútiles. Y un momento, ¿qué es eso de "Id a capturar a Zelda"? ¿Para qué demonios la quieres? ¿Tú no querías la Trifuerza de la Sabiduría? CÉNTRATE, GANON, CÉNTRATE.


Pero bueno, pese a que su plan no es en absoluto un plan, la verdad es que tiene un cierto éxito, como habéis podido ver. Al final Facade consigue deshacerse de las arañas, pero para entonces la princesa (quien por cierto no mueve un dedo para intentar librarse de sus captores) ya está siendo acarreada a través de un... Bueno, ellos dicen que es un pantano lleno de lo que llaman barro, pero a mi me parece un rio. Y además ni siquiera cubre los tobillos.

Sin embargo es suficiente para que Facade se niegue a meterse, como el capullo vanidoso que estaba claro que era. ¡Menos mal que Link, el héroe de corazón de oro pasaba por ahí para rescatar a la princesa!


Habiendo quedado clara la auténtica naturaleza del príncipe, Zelda y Link se reconcilian y vuelven al castillo. "Bésame!", le pide Link. "¡Eww, no!" responde Zelda. Ella no se deja besar por la primera cara bonita que pasa. ¿Verdad, Zelda?

¿Verdad?
-"Excuse me Princess": 1. En serio, sé que estan ahí, ¿los estáis reservando?
-Nivel de pagafantas: OFF THE CHARTS. Zelda se ha tomado aquí tantas fantas que me sorprenderá si en los siguientes capítulos no habla eructando.

Episodio 4 - Kiss 'n Tell

 Pues no, no habla a base eructos, aunque puede que sea debido a su nueva dieta a base de todo tipo de jugosas y letales frutas. ¿De qué hablo? Pronto lo veremos.
Nuestra princesa pija menos favorita se encuentra dando un paseo a caballo por Hyrule, sola y enfadada porque Link se ha quedado dormido. Ahí la tenemos, devorando una jugosa manzana, cuando... ¿Qué es eso? ¿El grito de una damisela en apuros? ¿Y por una vez no se trata de ella misma ante un tocamiento inapropiado y denunciable por parte de Link? ¡Habrá que ir a comprobarlo!

Un Gleeok está aliviando sus frustraciones por no tener brazos acosando a una indefensa y despampanante morena. Pero antes de que me dé siquiera tiempo a preguntaros si creeis que es una trampa de Ganon, ellos mismos nos confirman que, efectivamente, es una trampa de Ganon. No es que yo haya detectado una grieta en su actuación; es que el Gleeok le pide ofendido a la zagala que "se ciña al guión" cuando ella le llama "aberración de tres cabezas". ¡Shht, que viene Zelda!
¿Recordáis que hasta ahora la princesa Zelda se liaba a flechazos hasta con las cortinas del castillo? Pues esa Zelda ha muerto. Olvidadla. La nueva Zelda se enfrenta a sus enemigos mediante el destructivo y colosal poder de la fruta.
¡Pomelos!
¡Manzanas!
¡Limones!
¡El siempre sexy plátano!
Las tres cabezas del Gleeok parecen aturdidas ante tan desproporcionada cantidad de vitaminas, pero algo falla... ¡La damisela se niega a ser rescatada por otra damisela! Únicamente un apuesto héroe saciará sus necesidades. ¡Suerte que llega Link para, como siempre, rematar la faena aprovechando accidentalmente la estupidez de sus enemigos!


La damisela está muy agradecida. Pero agradecida en plan sexy, cosa que a Zelda, que es una dramas y está muy necesitada de atención, no le hace puta gracia. Y sí, me doy cuenta de lo muy parecida que está siendo la situación a la del capítulo anterior. Intento ignorar el hecho de que con 4 capítulos ya estamos reciclando tramas. Pero en esta ocasión me alegra. Me alegra, no porque desee que el babas de Link se tragine a la primera dama que se deje, sino porque ya nos han hecho saber que se trata de una trampa.


Regocijaos, porque Link se ha convertido en un triste sapo. Oh, y le ha comido la boca a un cadáver putrefacto. Incluso llora, y Zelda le abraza para consolarle. "Yo siempre seré tu amiga.", le dice. Maldito por una momia y encima condenado a la Friendzone. Te jodes, Link.

RIGHT IN THE FEELS
Entre tanto drama llega Ganon, el artífice de tan maquiavélica trampa, quien deja al pobre Link inconsciente mediante un hechizo y se lleva prisionera a Zelda, su objetivo, ahora indefensa tras agotar sus reservas de fruta. Al parecer su plan ya no es apoderarse de la Trifuerza, sino secuestrar a Zelda para luego pedir como rescate la dicha Trifuerza. Ganas de complicarse la vida. "Pero, Guifo", preguntaréis, "¿Ganon va a dejar ahí a Link sin rematarle como un vulgar villanucho de tres al cuarto?". Pues tenéis que admitir que nuestro Ganon es bastante de hacer eso. Pero en esta ocasión va a ser peor todavía. Nuestro Ganon, poderoso hechicero al cual, además, hemos visto en el capítulo anterior liderando enjambres de arañas gigantes, se marcha. Pero se marcha dejando que dos minúsculas arañitas se "encarguen" de nuestro joven héroe-sapo. Sorpresa, Link despierta y se las come sin ni siquiera pensar en ello. Porque, como mi sobrino de 3 años sabrá decirte, DE ESO SE ALIMENTAN LAS RANAS, GANON. DE INSECTOS Y DE ARÁCNIDOS.

Ya que estamos, Link no para de quejarse de lo inútil que es ahora, pero si algo he aprendido de Chrono Trigger es que un aventurero convertido en rana es igual en poder e incluso superior en molabilidad a su homónimo humano. Pero qué sabré yo.
Juega a Chrono Trigger. YA.
Link, que no puede parar de devorar todo insecto que se acerque a menos de un lenguetazo de distancia, decide pedir ayuda a la única persona en quien confia: Spryte, el hada que tantas risas y buenos momentos nos proporcionó en los capítulos 1 y 2. Y si yo fuera Spryte me preocuparía, porque después de esas moscas lo más parecido que hay en la sala a un insecto es ella misma.
Por supuesto, Spryte no tiene ni idea de lo que hacer para romper la maldición, pero hay alguien que sí: la Trifuerza de la Sabiduría. Mediante una de sus para nada forzadas rimas les manda a buscar la Bruja de las Paredes, una bruja que por algún motivo vive encajonada en un muro del Parc Güell. "Para romper el hechizo debes recibir el beso voluntario de una princesa". Lo de "voluntario" supongo que lo añade por los ya famosos escarceos de Link con el sexo forzado.
¿Será éste el capítulo en el que por fin, por motivos de salud, vemos un besi-beso entre Link y Zelda? Con lo pija que es ella lo dudo... Pero tiempo al tiempo.



¡SPIDERFROG, SPIDERFROG!

¿Ves? ¿Para qué quieres volver a ser humano? ¡Ahora puedes hacer cosas como esa! ¡Y lo de ser feo da igual porque, total, Zelda no te hace ni caso!
Link y Spryte acuden al rescate de Zelda en las cavernas de Ganon. Aprovechando una distracción del hechicero, quien deja a la princesa sola en una habitación abierta de par en par, liberan a la princesa, de la que Link suplica un beso. Y antes de que le de tiempo a negarse ¡BUM! rayo de Ganon, y Link inconsciente otra vez. "Oh, pobre Link... Has tenido un dia nefasto", lamenta Spryte, justo antes de darle un beso y romper el hechizo. ESPERA, ¡¿QUÉ?!
¡NO HAY TIEMPO PARA EXPLICACIONES!

¡LINK SE DESPIERTA, SACA SU ESPADA, LANZA UN RAYO A UNA SÁBANA QUE HAY PEGADA A UNA PARED, LA SÁBANA CAE SOBRE GANON!

¡DIABLOS! ¡SÁBANAS, MI PUNTO DÉBIL!
¡LINK DISPARA OTRO RAYO AL SUELO BAJO LOS PIES DE GANON, Y ÉSTE CAE POR EL ABISMO DE SU PROPIO REINO SUBTERRANEO!

Fin.

Pero ¡ESPERA! Si lo que Link necesitaba era el beso de una princesa... ¿Por qué el de Spryte ha dado el mismo efecto? "¡Naturalmente! Mi padre era el rey de las hadas, ¿sabes? ¡Así que eso me convierte en una princesa!"

Te odio, Spryte.

-"Excuse me, Princess": 0. En serio, ni uno. Algo grande se acerca.
-Nivel pagafantas: Se me ha roto el medidor. Para la próxima tendré que traer algo más.

4 comentarios:

  1. La razón de por que tu blog es tan bueno es porque te tomas tu tiempo para escribir una entrada. Sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, tú anímalo, que no terminamos con el repaso de la serie ni en 2020... jajaja. Estuve todo el finde desgastando el F5, ávido de pagafanterío y coletillas. Pero me ha sorprendido la ausencia de «excuuuuse me, princess!». Algo grande está por llegar; 'catchphrase is coming'.

      Eliminar
  2. Muy grande!, ojalá saques más tiempo para dedicarle a hacer más entradas

    ResponderEliminar
  3. Y para cuando Club Drive

    ResponderEliminar