7 ago. 2016

Don't Buy This (ZX Spectrum, 1985)

En 1995 algún iluminado de Nintendo America pensó que era buena idea que el eslogan para la campaña de marketing de Mother 2, conocido en occidente como Earthbound, fuera "This Game Stinks" (Éste juego apesta), centrándose en la naturaleza escatológica de algunos enemigos del juego. Fue una idea tan mala como parece, y Earthbound se convirtió en un fracaso en ventas, aunque el tiempo lo convertiría en uno de los juegos más queridos de su generación.
Por razones evidentes, vender un producto con la idea de que es horrible no suele ser una gran idea, y es algo poco habitual fuera del mundo del cine de serie B. Pero, sorprendentemente, Earthbound no es el único juego que se ha atrevido con una campaña de esas características; diez años antes la distribuidora británica Firebird Software hizo algo nunca visto; lanzó al mercado un pack con los, supuestamente, cinco peores juegos que habían recibido en sus oficinas. Y lejos de intentar venderlos como algo interesante, echaron toda pretensión por la borda y el resultado fue lo que hoy os traigo; Don't Buy This: Five of the worst games ever, para el ordenador ZX Spectrum. Yo a eso le llamo hype. ¿Es todo lo que promete? Vamos a verlo.


Race Ace

El primer juego de la compilación es Race Ace, etiquetado como "High speed motor racing action". Vamos, lo que vendría a ser un juego de carreras. Aunque en realidad tu objetivo no es ganar una carrera, sino adelantar a los demás vehículos, momento en el que se te otorgará la victoria. Antes de empezar puedes elegir la velocidad entre 1 y 250, siendo 1 "agónicamente despacio" y 250 "más allá de los reflejos humanos"... Pero eso da lo mismo, porque la única diferencia es lo rápido que vas a perder: es prácticamente imposible ganar una carrera, ya que los coches de la IA van siempre a la misma velocidad que tú, y si por algún milagro consigues acercarte lo suficiente te bloquearán el paso y tu vehículo quedará parado durante valiosos segundos debido a la "colisión". Y ya que sacamos el tema, las físicas brillan por su ausencia; no hay ningún tipo de aceleración o deceleración, y los vehículos giran sólo en ángulos de 90º. Todo eso presentado con unos gráficos que ya en 1985 venían con diez años de retraso. Pero, eh... ¡el título rima!

Fido

Fido es un juego absurdo a todos los niveles, y sin embargo me parece con diferencia el mejor de todo el pack. Aunque sólo sea por ser de los pocos que parece estar más o menos terminado.
En Fido interpretamos el papel de (adivina) Fido, un perro con la tarea de proteger su jardín de una plaga de topos. Para hacerlo nos moveremos de un lado a otro de la pantalla y nos sentaremos al lado de los topos que aparezcan para golpearlos furiosamente con nuestra letal cola. Todo eso mientras vigilamos nuestra barra de salud, que irá disminuyendo constantemente porque Fido padece de algún tipo de metabolismo acelerado y atroz que le obliga a alimentarse cada pocos segundos de su plato de comida si no quiere morir de hambre. Hay tres niveles, que aumentan la dificultad añadiendo obstáculos. En el segundo un pájaro nos liquidará si choca con nosotros, aunque es muy fácil de esquivar, y en el tercero se le añade un gato que nos ataca arrojando... ¿Llaves? ¿Llaves envenenadas? No sé, no entiendo muy bien la lógica del juego.

Fido 2

Me asombra el compromiso de los creadores de Fido con su IP. Antes incluso de que la primera entrega de la saga tuviera luz verde para lanzarse al mercado, ellos ya tenían preparada la segunda parte. Una lástima que sea todavía peor que su predecesora. En Fido 2 tenemos el mismo objetivo que en el anterior juego, pero se ha añadido alguna mecánica que más que ayudar complica más las cosas. Para empezar se ha eliminado el cuenco de comida, aunque Fido sigue con la misma hambre salvaje, así que habrá que darse prisa en erradicar esa plaga si no queremos que la desnutrición nos liquide. Otra novedad es que nos podemos mover también hacia arriba y abajo, con el propósito de esquivar a esa especie de agobiante Señor Patata rosa, al que derrotaremos con la más extraña de las actualizaciones de Fido: Rayos láser que podemos disparar por los ojos. Y yo que me sorprendía con lo de las llaves.

Por cierto, lo único que tiene que decir el manual del juego sobre Fido 2 es "Woof Woof". En serio.

Weasel Willy

Weasel Willy, o Willy la comadreja, es la prueba viviente de que los desarrolladores de éste juego no han visto una comadreja en su vida. Así que en vez de ello llevamos a una especie de hombre gordo que deja huellas de gato. El juego recuerda a un primo torpe y extraño del clásico Snake, sólo que aquí debemos hacer que Willy no se choque con esos híbridos de árbol con alita de pollo radioactiva, evitando además cruzarse con sus propias pisadas. Asumo que por algún tipo de residuo letal que excreta de sus pies malformados. Yo qué sé, intento buscarle una lógica a todo pero trabajo con muy mal material.
Lógica y gráficos aparte, no tendría por qué ser un mal juego... Pero le faltan unos arreglos importantes. En cada nivel Willy debe realizar un recorrido un poco más largo. El problema es que cada vez aparecerán más y más árboles, y se distribuyen de manera totalmente aleatoria, muchas veces incluso bloqueando tu camino. Así que ganar se convierte más bien en una cuestión de suerte. Como detalle final, tienes que mapear las teclas antes de cada partida. Tómatelo como un castigo por morir.

Fruit Machine

Pues es, ni más ni menos, una máquina tragaperras. Una máquina tragaperras fea, lenta y que no te va a dar absolutamente ningún premio. Pero oye, a éstas alturas no creo que esperaras mucha calidad de un pack así.
Lo único destacable del juego es que, una vez más, los distribuidores de éste pack hicieron gala de sus particular... ¿sentido del humor? en el manual de instrucciones. Según una transcripción del folleto que he encontrado en World of Spectrum, "Éste juego nuevo, misterioso y original requiere de habilidad, reflejos, temple y una concentración absoluta. Lleno de drama, Fruit Machine debería reservarse para esa parte del día en la que el tiempo no es importante (por ejemplo, las 4 de la madrugada, mientras duermes)." Por favor, que alguien me explique ésto, porque creo que después de los rayos láser oculares se me ha frito el cerebro.

¿Son éstos, como promete Firebird, cinco de los peores juegos que se han hecho jamás? Es dificil juzgar en ese sentido a juegos que salieron hace treinta años. La verdad es que, aunque creo que no son lo peor que he visto, apuntan maneras; Race Ace entra sin duda en esa categoría, al igual que Weasel Willy, porque sus mecánicas están fundamentalmente rotas. Fruit Machine es una ejecución sosa de un concepto que ya de por sí es soso en cualquier videojuego. Igual a Fido lo salvaría de la hoguera, pero el entretenimiento que proporciona no pasa de los cinco minutos, y su secuela lo echa todo por la borda y se mete en un territorio más bizarro de lo que se puede permitir un juego sobre un perro que se sienta sobre topos. Además todos ellos son feos a más no poder, con un apartado técnico que ya parecía anticuado en su día. Así que, si no entran en el top... Se quedan muy, muy cerca.

¡¿Quién ha sido?!
Firebird Software, fundada en Reino Unido en 1984, era una distribuidora especializada en lanzar títulos de bajo presupuesto para Commodore 64 y ZX Spectrum. Con el paso de los años empezaron a sacar títulos un poco más completos, hasta que eventualmente fueron adquiridos por MicroProse.



Lo más deliciosamente irónico del asunto es que, al parecer, Don't Buy This vendió bastante bien en Reino Unido. Resulta que un pack de cinco juegos por el precio de uno pareció una inversión lo suficientemente buena a más de uno, por mucho que esos juegos fueran paupérrimos... O eso, o la fascinación por los Asco de Juego viene de mucho antes de lo que me esperaba. ¿Os imagináis a, por ejemplo, Ubisoft sacando hoy en día un pack parecido, con cinco juegos horribles a precio rebajado, y que venda bien? Un momento...

Lo sé, lo sé, he caído en la broma fácil. Además, ese pack no entraría en la misma categoría que Don't Buy This... Ubisoft no se ha atrevido a admitir que son juegos horribles.

¡Hasta la próxima, mis queridos Ascomaníacos! ¡Tendremos un nuevo artículo muy pronto!

4 comentarios:

  1. La entrada más corta de tu blog JAJAJA

    ResponderEliminar
  2. La verdad es notable la entrada.Yo ya había oído de este "Dont buy this" en un video de el Salon Clásico,un recomendable canal de youtube en donde se habla de videojuegos.Felicidades por tu blog tan divertido

    ResponderEliminar