5 ene. 2017

El review serio: The Legend of Heroes - Trails in the Sky

En The Legend of Heroes: Trails in the Sky hay 163 formas diferentes de decir “El cofre está vacío”. Esa cifra no es fruto de ninguna exageración; literalmente cada uno de los cofres del tesoro que pueblan el juego, idénticos a los que podemos encontrar en cualquier otro JRPG, tienen, si optas por inspeccionarlos de nuevo una vez vaciados de sus contenidos, un mensaje único e irrepetible que irá desde la mera constatación del hecho a romper la cuarta pared llamando “maldito avaricioso” al jugador. Lo mucho que te impresione ese dato decidirá en parte cuánto te va a impresionar a su vez Trails in the Sky. (O TitS, en lo que vendría a ser el acrónimo más desafortunado de la década).


La mejor forma de resumir todas las virtudes y defectos del JRPG de Falcom es que te ofrece en abundancia todo aquello que asumes de un clásico de su género y has visto ya docenas de veces... pero presentado con un mimo que ralla la exageración.


Estamos ante rol japonés clásico de manual: combates por turnos, estética manga entre fantasía medieval y steampunk, y un variopinto equipo de jóvenes y carismáticos protagonistas en un largo viaje en busca de respuestas. No hay enrevesadas mecánicas de juego, ni giros del guión nunca vistos, y todo resulta familiar. Pero es la atención al detalle lo que deja su huella en TitS. Liberl, el reino en el que se desarrolla la acción, está tan vivo que abruma: la prueba más obvia de ello es que todos sus cientos de habitantes tienen algo que decir, y modificarán notablemente su discurso según se desarrollen los acontecimientos de la trama. Cada aldea y ciudad tiene su modo de vida y sus costumbres, y aunque descubrirlas no sea la prioridad del jugador, resulta muy gratificante aprender algún detalle nuevo gracias a una azarosa conversación con el cliente de un bar, o a la lectura de una placa conmemorativa. Incluso se te escapará la sonrisa cuando, por casualidad, te reencuentres con esa pareja de desconocidos que hablaba de irse de viaje dos aldeas atrás.


Ese detallismo se transmite también a la trama principal, que aunque de entrada se presenta de forma sencilla, se va volviendo mucho más compleja (que no complicada) de forma lenta pero segura a medida que misteriosas desapariciones, artefactos antiguos y conspiraciones políticas se dan de la mano hasta llegar a un clímax muy bien conseguido. Lo mismo pasa con sus personajes: Estelle y Joshua, la pareja protagonista, caen en gracia desde el principio y aunque puedan recordar a tópicos, están siempre llevados de forma elegante, con un crecimiento personal que en absoluto parece forzado.

Lo irónico del asunto es que precisamente la mayor virtud del juego, esa obsesión por cuidar hasta el extremo de cada uno de sus elementos, acaba siendo también el más grave de sus problemas, ya que el ritmo de la trama se resiente de ello como consecuencia. Hablamos de un mínimo de 50 horas de juego, que pueden acercarse a la centena si uno se entretiene en completar sus numerosas misiones secundarias. Y no es hasta el último de sus cinco actos que notamos un verdadero progreso en la historia, siendo los anteriores una especie de recorrido por su mundo que pone todas las piezas en el tablero para la confrontación final. Y, aunque resuelve muchas de las tramas que plantea el juego, las más importantes quedan pendientes de solucionar en su secuela, que afortunadamente está disponible en Steam traducida al inglés.


Pese a ello, The Legend of Heroes: Trails in the Sky es uno de los RPGs japoneses más sólidos a los que he jugado. En muchos aspectos recuerda a Grandia, también por apuntar más a ser una divertida aventura que una épica misión, aunque ni el clásico de Game Arts puede presumir de un mundo tan detallado y unos personajes tan desarrollados. No es innovador ni lo pretende, pero consigue una experiencia muy sólida, que, eso sí, requiere de un compromiso por parte del jugador. Pero si estás dispuesto a entregarte a ello, el viaje de Estelle y Joshua será de los más divertidos que vas a vivir.

Un tema

Tal vez no es la mejor pieza de su banda sonora (ese honor lo reservo a alguno de sus temas de batalla), pero How to Walk in Liberl es seguramente el que mejor captura el espíritu alegre y aventurero de Trails in the Sky, y el que os acompañará durante muchas de sus caminatas. Disfrutadlo.

6 comentarios:

  1. No le tenia interes a este juego, pero me lo has vendido. Cuando pueda le daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y espero que te guste tanto como a mi!

      Eliminar
  2. Me alegra ver que vuelves,y a lo grande.Le tengo ganas a este pero despues de bravely defaut le he cogido un poco de tirria al genero.Pero lo acabaré jugando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, yo también suelo necesitar un tiempo de pausa después de un JRPG particularmente largo. Un saludo!

      Eliminar
  3. Hola Guifo. Llevo ya bastante tiempo siguiendo tu blog, pero nunca se me pasó por la cabeza el comentar. Te pido disculpas por eso, porque tu trabajo es excelente y debí haberlo hecho alguna vez.

    El Trails in the Sky ya lo había visto por ahí anteriormente, y había considerado probarlo, sin embargo leí por ahí que su tercera parte nunca salió de Japón. ¿Es necesario ese tercer juego para comprender todo a fondo?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En absoluto merezco unas disculpas! Con saber que eres lector habitual tengo alegria más que suficiente.
      En cuanto al tercer capítulo, la mayoría de tramas importantes ya quedan cerradas en el segundo, siendo el tercero una especie de historia contenida que resuelve de paso alguna cuestión que había quedado pendiente, así que no lo llamaría imprescindible. Pero también está siendo traducido, así que en cualquier caso no hay de qué preocuparse.

      Un saludo!

      Eliminar